Temperamento

Del carácter y personalidad del Scottish Terrier se puede decir que es todo un caballero, de aquí le viene el popular apodo de "gentleman".
Es leal, fiel, digno, independiente, reservado con desconocidos, valiente, orgulloso, con temperamento pero sin ser agresivo con los demás perros y extremadamente inteligente.

Lo que más nos seduce del Scottish es la forma graciosa de moverse con su peculiar y hermosa silueta y su gran personalidad, que esconde un carácter único difícil de encontrar en cualquier otra raza canina. Tiene la "chispa" que caracteriza a los Terriers pero con algunos matices: es tranquilo, vital , y siempre está alerta de todo lo que ocurre a su alrededor; es prudente y reflexivo, no actúa impulsivamente sino por meditación previa, lo que nos demuestra su tremenda inteligencia.

Es tierno y cariñoso pero independiente a la vez. No es un perro mimoso, él cree que hay un momento para todo.
El Scottish siente una predilección especial por un miembro de la familia sin dejar de lado al resto.

Con los desconocidos se muestra cauto. Antes de mostrar su afecto tendrá que estar seguro de que es de confianza para poder entrar en su lista de amistades.