Temperamento

Debemos agradecer a las duras condiciones de vida en las Highlands escocesas la estricta selección a que se sometió la raza y su carácter.

La caza en solitario forjó un perro intrépido, tenaz y valiente, lleno de confianza en si mismo.
La caza en grupo eliminó a los perros desobedientes y a los que se enfrentan a sus compañeros.

Su estancia en granjas lo hizo leal guardián, cazador de roedores y alegre compañero con los suyos.

El Westie hoy en día es un perro pequeño, robusto e inteligente, valiente y orgulloso, de aspecto travieso y juguetón, excelente cazador, activo y muy resistente. Se ha amoldado perfectamente a vivir en la ciudad y a la comodidad del hogar.

El atractivo del westie se basa en su carácter juguetón y alegre junto al color blanco de su capa.
Posee el carácter inquieto y alegre de un cachorro pero con la inteligencia, energía y vitalidad de un perro adulto.
Está dotado de gran coraje, es un leal compañero, dulce y tierno pero sin ser empalagoso. Posee gran energía y es fuerte para su pequeño tamaño, aunque se conforma con poco ejercicio.

Es el "eterno payaso", siempre estará pendiente de hacer feliz a su familia. Es amigo de la alegría, lo que le convierte en inmejorable compañero de los pequeños.
También los mayores sucumben ante su encanto y se dejan conquistar por su naturaleza audaz, su espíritu independiente y tierno, y su bella estampa.